Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


Lección 12: 
Misión y comisión 

Para el 22 de marzo de 2008 



Lee: Mateo 25:31-46; Marcos 16:14-20; Lucas 24:36-53; Juan 3:14-19; Romanos 5:6-10; 1 
Corintios 5:7; 15:3, 4; Calatas 1:4; 1 Pedro 2:22-25. 

Descubre: ¿Qué es el evangelio? ¿Cuál es la misión de la iglesia? ¿Cuál es la prueba del 
discipulado? ¿Cuál es el mensaje central de la gran comisión? ¿Qué relación existe entre la gran 
comisión y con los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14? 

Memoriza y considera: "Y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y 
resucitase de los muertos al tercer día" (Lucas 24:46). 

Pensamiento clave: ¿Qué función tienen las obras de caridad en la vida de los que son discípulos? 
¿Qué función asignó Jesús a las Escrituras para explicar su vida y su muerte? ¿Cuan central es el 
evangelio en la gran comisión que Jesús dio a su iglesia? 

El mensaje central es el evangelio eterno y la proclamación de la verdad presente es la justificación por la 
fe, es la gran noticia de que somos salvos por la gracia por medio de la fe, el apóstol Pablo dijo: "Porque 
por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para 
que nadie se gloríe" (Efe. 2:8). ¿Tus oraciones y peticiones, las alabanzas, la confesión y los servicios 
religiosos, son humedecidos con la sangre de Cristo? ¿Al alimentar un hambriento física o 
espiritualmente, tu testimonio personal, el servicio que le das a Dios por medio se tus talentos, dones, 
recursos materiales y financieros son selladas con la sangre preciosa de Cristo? 

Las obras en el cristiano no deben ser motivos de ponerlos en tela de juicio, si proceden de un corazón 
sincero, de un corazón que ama a Dios, de un corazón humilde y tierno, restaurado por la gracia de 
Cristo, de un corazón que ha aceptado a Cristo como su salvador personal. Debemos que comprender 
siempre, que somos salvos por la Gracia de Dios, las obras vienen por consecuencia de nuestra relación 
intima con nuestro Señor Jesucristo. 

• ¿Cuál es el mensaje central de esta lección? 

• ¿Cómo aplicarías este mensaje en tu vida? 
PROPÓSITOS DE LA LECCIÓN DE ESTA SEMANA 

• Saber explicar por qué la justificación por la fe es el centro de la Gran Comisión. 

• Sentir el deseo de estar firmemente arraigados en el evangelio, y nutrir ese deseo. 

• Hacer la decisión de vivir el evangelio que estamos llamados a predicar. 

L EL JUICIO Y EL DISCIPULADO 

1. ¿Cuál es la máxima manifestación del discipulado? (Mateo 25:31-46) 

"Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en 
su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, 
como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su 
izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino 
preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve 
sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me 
visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te 
vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te 
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y 



respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos 

más pequeños, a mí lo hicisteis. 

Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el 

diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; 

fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me 

visitasteis. Entoces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, 

forastero, desnudo, enfermo, o el la cárcel, y no te servimos? 

Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más 

pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna" (Mateo 

25:3146). 

• La máxima manifestación del discipulado se revela en cómo tratamos a los que nos rodean 
y que hacemos a favor de sus necesidades físicas y espirituales. 

• En el gran día del juicio, el Señor Jesús presentará la obra fiel que hayamos hecho a favor 
de él, no la gran obra que hizo él por nosotros, al dar su vida por nuestra redención. 

II. LA FE Y LA GRAN COMISIÓN 

1. ¿Qué se necesita para cumplir la gran comisión? (Mateo 28:18-20; Lucas 24:36-53) 

"Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por 
tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, 
y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo 
estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén" (Mateo 28:18-20). 

• Para cumplir la gran comisión se requiere de fe, consagración, entrega, humildad, santidad y 
acción. 

• Es a través de la fe, el ingrediente necesario para contemplar las glorias celestiales, pero también 
para hacer la obra en está tierra, encomendada por el Señor Jesús. Evidentemente cuando somos 
restaurados por la gracia salvíñca, con alegría en nuestras vidas se llenarán de frutos rebosantes 
para glorificar a Dios. 

2. ¿De qué manera podemos diariamente nutrir, proteger y fortalecer nuestra fe? 

"Hemos de ser obreros diligentes; un hombre ocioso es una criatura miserable. ¿Pero qué excusa puede 
ofrecerse por la holgazanería en la gran obra que Cristo dio su vida para realizar? Las facultades 
espirituales dejan de existir si no se las ejercita, y es el designio satánico que ellas perezcan. Todo el 
cielo se halla activamente empeñado en la obra de preparar a un pueblo para la segunda venida de Cristo 
a nuestro mundo y "coadjutores somos de Dios". El, fin de todas las cosas es inminente. Ahora es la 
oportunidad de trabajar" {Servicio cristiano, p. 107). 

3. ¿En qué dos casos el Señor Jesús enfatizó a sus discípulos, para que estos aumentarán su fe? 
(Lucas 24:36-50) 

"Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. 
Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿Por qué estáis 
turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo 
soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo. Y diciendo esto, 
les mostró las manos y los pies. Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban maravillados, les 
dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer? Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel. Y él lo 
tomó, y comió delante de ellos. Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: 
que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en 
los salmos. Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así 
está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se 
predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando 
desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas. He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre 
sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder 
desde lo alto. Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo. Y aconteció que 
bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo. Ellos, después de haberle adorado. 



volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciendo a Dios. 
Amén" (Lucas 24:36-53) 

• Las evidencias físicas, o sea de que podían ver y sentir. 

• Evidencias de lo que decía las sagradas escrituras de él, predichas en el antiguo Testamento. 

4. ¿Qué lugar tienen las experiencias, las manifestaciones físicas y los milagros en tu vida? ¿Cuál 
debe ser el fundamento de nuestra fe? 

"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta 
partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones 
del corazón" (Hebreos 4:12) 

• Se necesita una fuerza viviente y activa para crear en el hombre un corazón nuevo y renovar un 
espíritu recto dentro de él (Salmo 51:10). La "palabra" de Dios es viva, imparte vida. Así sucedió 
en la obra de la creación (Salmo 33:6, 9) y así sucede en la nueva creación de la imagen de Dios 
en el alma del hombre. 

• Cristo, la Palabra encamada (o "Verbo"), también tiene vida en sí mismo (Juan 1:4, 12; 5:26). 

• La "palabra de Dios" es la fuerza que da poder en y para la conversión. El cristiano renace "por la 
palabra de Dios que vive y permanece para siempre" (1 Pedro 1:23). 

• Como una espada cortante que separa "coyunturas" y "tuétanos", los claros principios de la 
"palabra de Dios" disciernen entre buenos y malos pensamientos, entre motivos correctos e 
incorrectos. 

• Los hombres pueden juzgar teniendo en cuenta únicamente las palabras de otro y sus hechos; pero 
la "palabra" de Dios penetra mucho más allá de las palabras y acciones humanas; llega hasta el 
lugar donde se originan y juzga teniendo en cuenta lo que ocurre en la mente. "El hombre mira lo 
que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón" (1 Samuel 16:7). 

5. ¿Qué corrientes filosóficas y/o teológicas se han infiltrado en la iglesia y han causado daños? ¿De 
qué manera debilitan nuestra confianza en la Biblia? ¿Cómo podemos protegernos de alguna 
corriente que pone en duda las Sagradas Escrituras? 

"Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, 
espíritu, fe y pureza. Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Ten 
cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los 
que te oyeren" (2 Timoteo 4:12.13.16) 

• Los que sinceramente buscan la verdad no están interesados en teorías, sino en una filosofía que 
transforme la vida, que pueda resolver sus problemas y ayudarlos a vencer sus debilidades. 
Cuando los no cristianos de corazón recto vean que el Evangelio cambia a hombres egoístas y 
vanos en cristianos puros y abnegados, serán atraídos al Cristo del Evangelio. 

• Cuando son evidentes para el mundo las incomparables consecuencias de una vida divinamente 
ordenada, muchos son inducidos a responder ante la invitación del Evangelio. No debe pasarse 
por alto el significado de las palabras de Pablo: la salvación de los perdidos es un resultado de que 
los fieles miembros de iglesia vivan vidas que demuestren que son salvos. El testigo más eficaz de 
Dios, como se destacó plenamente en el Hombre Cristo Jesús es la verdad según se revela en la 
personalidad y el carácter de los que son redimidos por ella. 

III. EL DISCIPULADO Y EL EVANGELIO ETERNO 

1. ¿Cuan central es el evangelio en la gran comisión que Jesús dio a su iglesia? 

• La obra de predicar el evangelio es tan central para el discipulado y para hacer discípulos. 

2. ¿Qué consecuencia crucial trae el mensaje del evangelio? (Marcos 16:15,16; Juan 3:4-19). 

"Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere 
bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado" (Marcos 16:15,16) 



"Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en 
el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de 
agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que 
es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. El 
viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo 
aquel que es nacido del Espíritu. Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto? Respondió 
Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto? De cierto, de cierto te digo, que lo que 
sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio. Si os he dicho 
cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales? Nadie subió al cielo, sino el que 
descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. Y como Moisés levantó la serpiente en el 
desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se 
pierda, mas tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, 
para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al 
mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvado por él. El que en él cree, no es 
condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito 
Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas 
que la luz, porque sus obras eran malas" (Juan 3:4-19) 

• Cree y serás salvo. 

• Rechaza el evangelio y estarás perdido. 

3. ¿Cuál es nuestra obra, como discípulos adventistas del séptimo día? ¿Cuál es la gran comisión de 
los discípulos frente a los eventos finales de los últimos días de la historia de este mundo? (Apoc. 
14: 6-12) 

"Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los 
moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle 
gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel hizo el cielo y la tierra, el mar y las 
fuentes de las aguas. Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque 
ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación. Y el tercer ángel los siguió, 
diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su 
mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será 
atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento 
sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su 
imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan 
los mandamientos de Dios y la fe de Jesús" (Apocalipsis 14:6-12) 

• El ángel representa a los siervos de Dios ocupados en la tarea de proclamar el Evangelio eterno, 
especialmente los asuntos mencionados en este versículo, en un tiempo cuando la hora del "juicio 
ha llegado". Por supuesto, también es cierto que ángeles literales ayudan a los hombres en la tarea 
de proclamar el Evangelio, pero esta no es la idea que predomina aquí. 

• Las Escrituras hablan en otro lugar del "Evangelio de la gloria" (2 Corintios 4:4; 1 Timoteo 1:11); 
pero el "evangelio eterno" sólo se usa aquí en relación con el Evangelio de la gracia de Dios, pues 
no hay sino un solo Evangelio para salvar a la humanidad, el cual continuará hasta que haya gente 
que salvar. Nunca habrá otro Evangelio igual (Romanos 1:15; 10:15). 

• Aquí se presenta una proclamación mundial del Evangelio. 

• Se destaca la universalidad de los mensajes. 

4. ¿De qué manera podemos ser testigos de la muerte y la resurrección de Cristo? 

Somos salvos por la gracia, teológicamente nosotros no necesitamos hacer absolutamente nada para 
alcanzar la salvación. Esta nos la da Cristo desde el momento que lo aceptamos como nuestro Salvador 
personal. Por otro lado, todas nuestras justicias son como trapo de inmundicias, por más perfectas que 
sean nuestras obras, simplemente con ellas no podemos ganar méritos para el reino de los cielos. Pero, 
¿entonces una persona curada, sanada y restaurada por la gracia de Dios, que ama sinceramente su 
Salvador, permanecerá inactivo frente a las necesidades físicas y espirituales de sus prójimos? 

5. ¿Por qué testificar? ¿Cuáles son los cuatro motivos fundamentales para testificar? 

• Es motivo de gozo en el cielo 

• Es un mandato divino (Hechos 13:47) 



• Es la respuesta de amor del corazón (2 Pedro 3:9) 

• Contribuye a la vida espiritual 

6. ¿Cuál fue el factor más importante que contribuyó el rápido crecimiento en la iglesia primitiva? 
(Hechos 2:41-47) 

"Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil 
personas. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el 
partimiento del pan y en las oraciones. Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales 
eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las 
cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y 
perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría 
y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día 
a la iglesia los que habían de ser salvos" (Hechos 2:41-47) 



IV. LA HOSPITALIDAD COMO HERRAMIENTA PARA TESTIFICAR 

1. ¿Qué es la hospitalidad? (Isa. 58:6, 7, 10-12; Romanos 12:13; 1 Pedro 4:9). 

2. ¿De qué manera se practica la hospitalidad en los hogares adventistas? ¿Qué ejemplos bíblicos 
debemos imitar? 

• Abraham y Sara (Génesis 18:1-8). 

• Rebeca y su familia (Génesis 24:15-20, 31-33). 

• Zaqueo (Lucas 19:1-9). 

2. Realmente, ¿Se ha practicado la hospitalidad en las familias adventistas? ¿Si? ¿No? ¿Por qué? 

3. Evalúa, en una escala del 1 al 10 (siendo 10 el valor más alto), la importancia relativa de los 
siguientes factores, para hacer del hogar un lugar, agradable y hospitalario: 

Limpieza y orden ( 

Buena iluminación ( 

Aroma fresco en los cuartos ( 

Asientos cómodos ( 

Una bienvenida cordial ( 

El ofrecimiento de agua fresca ( 

La amabilidad de los dueños de casa ( 

La conversación agradable y positiva ( 

El interés que muestran en ti ( 

Apagaron la radio y la televisión ( 

Las conversaciones telefónicas no dominaron el tiempo ( 

Los niños tenían buenos modales ( 

La decoración estaba bien coordinada ( 

Una conversación espiritual ( 

Oración ( 

REFLEXIONES Y APLICACIONES PARA LA VIDA 

Mí querido(a) amigo(a), hermano(a): ¿Has escuchado la palabra de Dios? ¿Has recibido su gracia? 
¿Qué cambiados ha hecho en tu vida? ¿Qué debes de hacer ahora que el Señor Jesús te ha sanado, curado 
y perdonado? ¿Cuáles son las evidencias, de que eres una persona restaurada? ¿Has orado? ¿Has 
estudiado la Palabra de Dios? ¿Has encontrado las respuestas de tus preguntas? ¿Has puesto en acción las 
grandes enseñanzas de tu Maestro? ¿Has servido a Dios? ¿Has testificado por precepto y ejemplo? ¿Por 
qué observas los mandamientos de Dios? Porque, ¿eres cristiano? o porque, ¿quieres llegar ser un 
cristiano? Realmente, ¿Amas a Jesús? 



Reflexiona conmigo el siguiente texto: "El Señor llama a los adventistas del séptimo día, en todo lugar 
para que se consagren enteramente a él, haciendo todo lo que esté a su alcance para su obra, según las 
circunstancias en que se encuentren. La ociosidad y la religión no pueden andar juntas; y la causa de 
nuestra gran deficiencia en la vida y en la experiencia cristiana es la inactividad en la obra de Dios. Los 
músculos de nuestro cuerpo se debilitarán si no se mantienen en ejercicio y así ocurre con la naturaleza 
espiritual. Si queréis ser fuertes, debéis ejercitar vuestras facultades" (Servicio Cristiano, p. 107). 

Ore conmigo, por favor... "Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las 
casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el 
pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos" (Hechos 2:46, 47) 

Feliz sábado. 

RESUMEN: Debemos hacer todo esfuerzo para cumplir la Gran Comisión, y que sea nuestra mediante 
la oración, la acción y el estudio. 

http://docs.google.com/Doc?id=dkc3vcv_22d226vhc9 

http://comentariosdeescuelasabatica.blogspot.com; 

delfino_comessab@hotmail.com 

delfinosabbathschoolcomment@gmail.com